BIOMA

 

BIOMAS DULCEACUÍCOLAS

 

 

Factores bióticos y abióticos en los biomas de agua dulce

 

Los biomas de agua dulce, incluyen a los lagos, los charcos, los pantanos interiores, los manantiales, los arroyos y los ríos.  Muchos organismos plantónicos que se encuentran en las aguas quietas de los lagos y de los charcos no pueden sobrevivir n el agua corriente de los arroyos y los ríos.

Dos factores físicos son la fuerza de la corriente y el tipo de fondo.  Aquellos arroyos que fluyen con lentitud o tienen encharcamientos ofrecen más posibilidades a la vida.  Allí viven muchos organismos entre la vegetación.

Los ríos de corrientes rápidas con fondo rocoso son el hábitat de peces de nado activo o animales adaptados a adherirse a las rocas.  La trucha es una nadadora activa.  Se alimenta de las larvas de los triganos (efemerópteros), de las ninfas de la mariposa efímera, libélulas y moscas negras.  Todos son habitantes comunes de arroyos y ríos, donde las algas viven adheridas a rocas, troncos sumergidos o piedras.

En los lagos hay con frecuencia una mezcla de aguas de la superficie y aguas profundas.  Esto se debe a diferencias en la temperatura del agua.  En los grandes lagos, las corrientes también pueden ser un factor.  La mezcla de agua del fondo y de la superficie permite que los nutrientes y el oxígeno se distribuyan en todo el lago.  La temperatura del lago es un factor importante en la supervivencia invernal de algunos organismos.  Se necesita una mayor cantidad de calor para elevar la temperatura de cierto volumen de agua que la necesaria para elevar la temperatura del mismo volumen de tierra o de aire.  La temperatura de un cuerpo de agua no sube o baja con tanta rapidez como la temperatura del aire.  Organismos como las ninfas de las libélulas, que viven en los arroyos todo el invierno, no están sujetas a extremos de temperatura.

El agua puede estar fría, pero su temperatura cambia con lentitud.  Los animales que viven en tierra pueden estar sujetos a un congelamiento y un descongelamiento alternados que suelen ser dañinos para sus tejidos.  Esta propiedad del agua también significa que el tiempo necesario para que un cuerpo de agua se caliente en la primavera toma mucho tiempo, aunque las temperaturas del aire sean mayores.  De igual forma, el agua pierde poco a poco su calor.  Por ello, en el otoño un cuerpo de agua permanece cálido mucho tiempo después que las temperaturas del aire se han enfriado.

El agua se aligera o se vuelve menos densa al congelarse.  Por ello es hielo flota.  En los lagos y en los charcos, esto significa que el hielo forma una capa en la superficie en vez de hundirse en el fondo.  La capa de hielo superficial evita el contacto con el aire, de manera que no se disuelve más oxígeno en el agua.  Si cae nieve sobre el hielo, toda la luz es eliminada.  Las plantas verdes y las algas ya no pueden fotosintetizar.  Por lo tanto, se elimina otra fuente de oxígeno.  Los organismos descomponedores utilizan el oxígeno, como los peces, las tortugas, y las ranas.  Al no haber más oxígeno disolviéndose en el agua, la cantidad de éste puede alcanzar un nivel demasiado bajo para sostener la vida.  Debido a esto, ciertos organismos que habitan en lagos cubiertos con hielo y nieve, en ocasiones se sofocan durante el invierno.