WINDOWS

 

ÍCONOS  Y VENTANAS

 

Windows 98 es un Sistema Operativo de Microsoft. Un sistema operativo es un conjunto de ficheros de datos y programas básicos que nos permiten utilizar la computadora.
Sin un sistema operativo, una computadora no sirve para nada, ya que es incapaz de realizar cualquier operación.

Existen otros sistemas operativos (OS/2, Linux, Windows NT, Unix, etc.) que, por un lado son más mucho más potentes que Windows 98, pero por otro son más difíciles de configurar y de manejar.

Windows 98 está pensado para personas que necesitan un sistema fácil de aprender a manejar y configurar y que no necesiten una gran potencia.

Por lo tanto, Windows 98 es un sistema ideal para personas con conocimientos de informática medio o bajo, particulares, pequeñas y medianas empresas, etc. Y el resto de sistemas operativos son útiles para profesionales (por ejemplo diseñadores gráficos), grandes empresas, grandes redes, servidores de Internet, etc.

Windows 98 es la base para poder luego utilizar otras aplicaciones como Procesadores de Texto, Hojas de Cálculo, Bases de Datos, Internet, etc.

Por lo tanto es muy recomendable aprender el manejo de Windows antes que cualquier otra aplicación. 

 

 

El mouse

 

El manejo del mouse es muy sencillo, aunque al principio a todo el mundo le cuesta trabajo acostumbrarse.

Se trata simplemente de un periférico de la computadora que arrastramos por la mesa. Cuando movemos el mouse, una flecha (normalmente de color blanco) se desplaza en el mismo sentido que el mouse.

Hay mouses que tienen dos botones, y mouses que tienen tres (también los hay que tienen sólo uno), pero a nosotros nos importan sólo dos de ellos, el de la izquierda y el de la derecha (el del centro no vamos a utilizarlo).

De los dos botones importantes, el que más vamos a utilizar es el de la izquierda (aunque ya veremos más adelante que se pueden intercambiar las funciones del mouse por si eres zurdo/a).

 

 

Íconos

 

En la pantalla de Windows encontramos básicamente cuatro elementos:

 

- El fondo de la pantalla: suele ser una imagen, dibujo o un color liso. Al fondo de la pantalla se le llama Escritorio.

- Íconos: Son unos pequeños dibujos con títulos debajo (Mi PC, Papelera de Reciclaje, etc.).

- Barra de tareas: Es una barra situada normalmente en la parte inferior de la pantalla. A la izquierda de esta barra debe aparecer un botón titulado Inicio.

- Ventanas: Son el resultado de seleccionar un icono (ya veremos como se hacen) y son las que han inspirado el nombre del sistema operativo (Windows en inglés significa Ventanas).

 

En este apartado nos vamos a centrar en los íconos que son los pequeños dibujos que flotan sobre el escritorio de Windows.

Los íconos pueden cambiarse de sitio, no es necesario que permanezcan siempre en el mismo lugar.

 

Para mover un ícono de sitio, debes seguir los siguientes pasos:

 

1- Sitúa el puntero del mouse (la flecha de la pantalla) encima de uno de los íconos. Por ejemplo encima del ícono MI PC. Debes asegurarte que la punta de la flecha está justo encima del ícono.

2- Pulsa el botón izquierdo del mouse y no lo sueltes pase lo que pase.

3- Mueve el mouse y fíjate como una sombra del ícono se mueve con el mouse.

4- Cuando sueltes el botón izquierdo del mouse verás que el ícono se mueve al lugar del escritorio donde has dejado la flecha.

5- Repite esto varias veces con varios íconos hasta que te salga con bastante soltura.

 

 

Ventanas

 

En una computadora moderna, se puede almacenar mucha información y de tipo muy variado. Ejemplos de lo que se puede tener en una computadora hoy día:

- texto (apuntes, cartas, etc.),

- imagen (dibujo, fotografía, etc.),

- sonido (voz, una canción, etc.),

- películas,

- etc.

 

La lista sigue creciendo cada día, lo que hace poco tiempo impensable, actualmente es realidad.

Cada uno de los íconos que tienes en la pantalla puede representar alguna de estas cosas (textos, imágenes, sonido, etc.).

Para ver qué representa el ícono MI PC tienes dos métodos:

 

Método 1:

1- Lleva el cursor del mouse (la flecha) justo encima del ícono de MI PC.

2- Con el botón izquierdo del mouse haz un doble clic (tienes que pulsar el botón izquierdo del mouse dos veces muy rápido y sin que el mouse se mueva mientras lo haces).

3- Si lo has hecho bien, verás que se abre un recuadro en la pantalla (Ventana).

4- Si no te ha salido no te preocupes, es normal que cueste un poco al principio. Repite el doble clic hasta que te salga la ventana.

5- Si ves que te es imposible, no te preocupes, existe una forma más sencilla:

Método 2:

 

1- Pulsa sobre el ícono una sola vez pero utilizando el botón derecho en lugar del botón izquierdo.

2- Haz un solo clic con el botón izquierdo encima de la opción Abrir.

 

Siguiendo cualquiera de estos dos métodos puedes abrir cualquier ventana. Pero, ¿cómo hacemos para cerrarla?

 

1- Fíjate que en la parte superior de la ventana aparecen a la derecha tres botones, uno tiene dibujado una pequeña línea, otro un recuadro y el tercero una x.

2- Pulsa una sola vez con el botón izquierdo sobre el botón de la x.

3- Si lo has hecho bien, verás que la ventana desaparece (se cierra).

 

Prueba a abrir y cerrar una ventana varias veces hasta que te salga con soltura.

 

Manejar ventanas:

 

Abre la ventana de MI PC (ya has aprendido a hacerlo).

Vamos a fijarnos en la parte superior de la ventana. La parte superior de la ventana es una franja coloreada. Esta franja se llama 'barra de título', porque dice a la izquierda 'MI PC' (ya que es la que pertenece al icono MI PC), es decir, nos da el título de la ventana.

 

Además de darnos el título de la ventana, también nos va a servir para desplazarla:

 

1- Lleva el puntero del mouse (la flecha) justo a la 'barra de título' de la ventana MI PC (la punta de la flecha debe estar apuntando a la barra, no fuera).

2- Pulsa el botón izquierdo del mouse y no lo sueltes.

3- Mueve el mouse, verás como la ventana se mueve con él.

4- Suelta el botón del mouse para 'soltar' la ventana

5- Repite estos pasos varias veces hasta que te salga con soltura.

 

A diferencia de los íconos, las ventanas sólo pueden moverse de sitio si las arrastras por su barra de título (no vale usar cualquier parte de la ventana).

 

Modificar el tamaño de las ventanas:

 

Además de moverlas, podemos cambiar el tamaño de las ventanas, hacerlas más grandes o pequeñas, según nos interese. Para ello:

 

1- Mueve el puntero del mouse (la flecha) justo hasta uno de los cuatro bordes de la ventana.

2- La punta de la flecha debe apuntar a uno de los bordes, ten cuidado porque al principio cuesta conseguirlo. Sabrás que la flecha apunta al sitio correcto porque se convertirá en una flecha doble (con dos puntas)

3- Cuando veas que aparece la flecha doble (con dos puntas) aprieta el botón izquierdo del mouse y no lo sueltes

4- Mueve el mouse en el sentido que indican las dos flechas. En un sentido agrandarás la ventana y en el otro la harás más chica.

5- Suelta el botón del mouse para terminar el proceso.

6- Prueba a hacer lo mismo en los otros tres bordes de la ventana. Si uno de los bordes está demasiado cerca del límite de la pantalla puedes moverla utilizando la barra de títulos (mira el apartado anterior).

7- Prueba hacer lo mismo llevando el puntero del mouse a una de las cuatro esquinas de la ventana. También debe aparecer una flecha de dos puntas pero en sentido diagonal.

8- Practica muchas veces hasta que te salga con soltura

9- Abre la ventana MI PC y prueba a reducir el tamaño de una ventana para que sea más pequeña. Hazlo de forma que no se puedan ver a la vez todos los íconos que están dentro de la ventana.

Cuando el contenido de la ventana no puede verse completamente aparecen lo que se llaman ‘barras de desplazamiento’. Estas barras sirven para mover el contenido de la ventana hacia los lados o arriba y abajo (depende del sentido en el que aparezcan las barras de desplazamiento). Para utilizar las barras de desplazamiento solo tienes que pulsar sobre los botones que tienen dibujados encima flechas. El sentido hacia el que apunta la flecha es el sentido en el que se va a desplazar el contenido de la ventana.